El Jefe Cutre

Este tipo de jefe es huraño por naturaleza. Por ejemplo, un Director Comercial “cutre” puede pasarse una tarde discutiendo con un comercial por el kilometraje: “La distancia entre Madrid y Valencia es de 357,5 kilómetros, y has pasado 361. Me parece vergonzoso que te quieras aprovechar así de la empresa”. No se da cuenta que ser así de ruin desmotiva a cualquiera.

El jefe cutre además suele tener fama de no subirle el sueldo a nadie más allá del IPC (con mucha suerte…). Este tipo de jefe le da una importancia desmesurada al dinero, y más si es el dueño y/o fundador de la empresa. En estos casos, ser cutre se puede llegar a convertir en un estilo de vida.

Para el jefe cutre la crisis es una bendición, ya que le ofrece la oportunidad de ser infinitamente cutre, independientemente de la situación económico-financiera de la empresa.

Un amigo me contaba el caso de su jefe. Éste amigo es “Country Manager” de una multinacional (que factura cientos de millones de euros) en España. Cada año hacen una reunión todos los “Country Managers” con el CEO a nivel mundial. Este les prepara siempre un evento de lo más cutre: para empezar todos duermen en una especie de pensión, las comidas suelen ser tipo “fish & chips”, y si se van a tomar algo cada uno paga lo suyo… Lo curioso es que este tipo es absolutamente millonario (y cutre, muy cutre…).

factura[1]

¿Alguna experiencia con un jefe cutre que merezca la pena comentar?

About these ads

15 comentarios en “El Jefe Cutre

  1. Hola Juan, desde luego que hay jefes cutres, pero peor es cuando son miserables. El caso más cercano que conozco es el de una fundación o pseudo-ONG, que como tal, dependía casi exclusivamente de fondos públicos para sus proyectos. Pues bien, debido a la mala gestión de esos fondos, en ocasiones no tenían dinero ni para cambiar de bombillas (verídico), pero a la vez se vanagloriaba de los miles de euros que había en una cuenta para cubrir posiblesincidencias.

    Esa es para mí la diferencia entre cutre y miserable, aparte de una muy mala gestión.

    Saludos, Oliver

  2. Hola Juan:

    La cutrez es al rol directivo como el agua al pez. Pareciese que ser “extraordinariamente” vigilante y pulcro con las migajas fuese la causa del beneficio final de la cuenta de resultados. Cómo casi siempre termina imponiéndose el refranero, y la mayoría de estos personajes terminan discutiéndole el chocoloate al loro.

    A mi siempre me llamó la atención como esos mismos que suelen pedir explicaciones por el kilometraje de sus empleados, por los vales de comida, una botella de vino en navidad, etc, etc; a la postre no reparan en consideraciones con sus desmadrados gastos de representación.

    Ahí va mi ejemplo: 18 personas del staff directivo de una importante compañía perteneciente a un grupo multinacional español, se van de opípara cena al Restaurante Zalacaín (sobran presentaciones), para celebrar la navidad. Ese mismo día, el Consejero Delegado hacía dos cosas: Reservar mesa en el susodicho antro, y cursar e-mail a los directores regionales dando orden expresa de no pasar a la compañía los costes generados por las cenas de navidad de las filiales territoriales (lugar donde relamente se trabajaba para generar el beneficio anual de la compañía). Cómo dato diré que la broma de la Cena de Dirección de la central, salió por 5.000 Euros de nada. Mientras, en cada una de las delegaciones, los sufridos gerentes, encargados, administrativos, comerciales, etc, etc,..pagaban 40 Euros por barba para celebrar en grupo la navidad.

    Yo no se si esto es ser cutre, o tener muy poca verguenza, pero a mi el gesto me sirvió para buscarme otro empleo (autoempleo, mejor dicho).

    Dicho queda.

    Un abrazo

    Fran Romero
    Fuerza y Valor.

  3. Mi jefe no es cutre es mas que eso no hay palabra para describirlo… con esto de la crisis se esta aprovechando y nos esta reduciendo todo lo que puede y mas.

    Aparte de esto, si fuera simpatico o agradable… se podria soportar pero es que no te da ni los buenos dias, yo creo que no sabe lo que es la educacion…

    Espero encontrar otro trabajo pronto en el que ademas me dejen aprender!!!

    Animo a todos los que se sienten en una situacion parecida, se que con ganas se avanza!!!

    :-)

  4. Saludos Juan:
    Acabo de recordar que cuando terminé económicas tenía un jefe cutre donde los haya. Yo trabajaba de administrativo en un Ayuntamiento, cuyo nombre omito, y como andaba justo de dinero (seguía estudiando, claro) me llevaba a la oficina el bocata y la cerveza, que degustaba en el parque, cerca del Ayuntamiento; omitiá la comida y empalmaba el curro con las clases de derecho. Alguien se lo comentó a mi jefe. Algo envidioso si era, el tipo. Me llamó a su despacho y me dijo: “Antonio sé que vas al parque a tomar el bocadillo. Eso no puede seguir así”. Yo, que no daba crédito a lo que oía, me atreví a decirle que la normativa permitía veinte minutos de descanso y café, a lo que me respondió “Pero eso sólo si vas a la cafetería. En el parque no.”
    Así fue y os juro que librarme de aquel jefe cutre pudo más que nada en el mundo para que sacase diez asignaturas de derecho en un año y la oposición de técnico.
    Con la perspectiva que da el tiempo, he llegado a pensar que si llego a tener un jefe cojonudo nunca lo hubiera logrado.

  5. ¿Cutre?, la oficina donde trabajo. Yo trabajo en una oficina de ingeniería.
    Mi jefe cuando se funden los tubos fluorescentes de la luz les llora a los electricistas, que nuestros clientes contratan, para que nos cambien los tubos de gratis, pasamos temporadas con muy poca luz en la oficina.
    Hay una sola calculadora para todos (somos 5)
    La oficina no se limpia, parece una cuadra, cada uno limpia su mesa y a escondidas por que como te vea hacerlo le tienes que limpiar la suya.
    Nos debe horas extras desde febrero, pero como estamos en crisis nos la va a pagar cuando se las paguen a él, eso si, acaba de comprar una super-fotocopiadora para desgrabar.
    Los sueldos y las condiciones de trabajo son de lo peor.
    Puedo seguir, pero voy a parar.

    Lo único que pido es cambiar pronto de empresa

    Un saludo

  6. Pingback: Balance de 2009: Gracias a todos y ¡Feliz 2010! « Jano 2.0

  7. No me creo lo que voy a escribir pero mi jefe no es cutre. Lo habré llamado así mil veces y tacaño, pero visto lo visto no, estoy contento porque no llegue a usar la crisis de esta forma, porque no haya tacañeado como contáis, a pesar de q la moqueta tenga 10 años. Me habéis alegrado la vuelta a la ofi. Os lo cuento pq como yo habrá muchos que realmente no sabemos la suerte que tenemos (y mas jefes q no saben la que tienen pq les aguantamos) ;)

  8. Se de dos casos curiosos, el segundo que contaré vivido en carne propia.

    – Una empresa auxiliar de construcción que a sus ingenieros les hacía ir con el lápiz casi terminado para darles otro.

    – En donde trabajo actualmente. Mi jefe se gastó mas de 3.000 € en dos sillones de cuero blanco, uno de ellos para el recibidor. Pues bien, al lado del recibidor está mi despacho y el de otro compañeros. El mobiliario de ambos despachos tiene como mínimo 20 años y es bastante cutre.

    Un saludo

  9. Yo tenía un socio cutre, controlaba los gastos hasta la obsesión. En un proyecto vetó que un consultor cargara dietas y kilometraje, había un “cierto” criterio para ello. Descubrí que el estaba pasando dietas y kilometraje por el mismo proyecto. Por esta razón le hice salir de la compañía. Lo consideré una falta grave de ética.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s