Organización Inteligente, Organización con Sentido

Las organizaciones inteligentes suelen ser descritas como aquellas que tienen una alta capacidad para aprender y cambiar de forma sostenida en el tiempo. Es decir, son organizaciones capaces de crear procesos colectivos que permiten generar aprendizaje continuo (interaccionando de forma inteligente con su entorno) y utilizar lo que aprenden para cambiar y reinventarse en el tiempo.

Desde mi punto de vista, una organización aprende cuando es capaz de absorber información relevante de su entorno, cuando es capaz de conocer sus capacidades sin engañarse (lo que no siempre es fácil), y cuando como consecuencia de lo anterior sus comportamientos se hacen más inteligentes, llevando a la empresa a conseguir sus objetivos.

Huber, por ejemplo, piensan que una organización aprende cuando al procesar información su rango de comportamientos potenciales varía. Pero realmente el aprendizaje organizativo sólo se produce cuando el comportamiento real de una organización cambia y se vuelve más inteligente.

En las últimas décadas han aparecido importantes contribuciones al aprendizaje organizativo. Posiblemente la más relevante sea la de Peter Senge, con su concepto de organización que aprende (“learning organization”).

Senge cree que una organización inteligente es aquella en la que las personas expanden su capacidad de crear los resultados que realmente desean, en la que las nuevas formas y patrones de pensamiento son experimentadas, en la que las personas aprenden continuamente a aprender conjuntamente. Perfecto, pero quizá no sea suficiente obtener los resultados que se desean, desde mi punto de vista éstos deben tener un sentido.

Decia Victor Frankl que la existencia humana tiende siempre más allá de sí misma, tiende siempre hacia un sentido. Desde esta perspectiva, la existencia humana no se afana por el placer o el poder, sino más bien por el cumplimiento de un sentido.

Por eso creo que una organización inteligente siempre tiene un sentido…

Victor Frankl

About these ads

11 comentarios en “Organización Inteligente, Organización con Sentido

  1. Totalmente de acuerdo con esto: “una organización inteligente siempre tiene un sentido”, entendido como tal cualquier cosa que aporte valor social genuino, algo de lo que su gente pueda sentirse satisfecha.
    Con esto quiero decir, y entiendo que vas por ahí, que si ese “sentido” consiste exclusivamente en “hacer dinero”, en “maximizar beneficio” (que también podríamos decir que es un sentido, una razón), no nos vale. Ese tipo de “sobreinteligencia lucrativa” termina castigando a “la otra” inteligencia.

  2. Bueno, como dice Amalio más arriba, la inteligencia de una organización ( y por extensión la de los sujetos que la articulan) no asegura per se su bondad o malicia, pero supongo que debería servir para ser más capaces de detectar errores, corregirlos y aprender de ellos.

    Respecto a las ideas que se desarrollan en el primer vídeo, me quedo con la importancia de crear un entorno favorable al aprendizaje a través de la estructuración de procesos adecuados y -sobre todo- de un liderazgo que reconozca su valor y lo alimente. Como dice uno de los entrevistados, la capacidad de aprender es lo único que no se puede copiar y un elemento decisivo para la competitividad empresarial.

    Un saludo.

  3. Fantástico el vídeo de los profesores de Harvard Business School hablando sobre la importancia de los procesos de aprendizaje contínuo en las organizaciones y dando ejemplo concretos. Me quedo con “empezar por lo local, empezar por tu grupo y desde ahí ir aumentando la influencia”.

  4. En esta ultima crisis Mundial, agudizada por una falta de etica evidente, pienso que quiza ha llegado el momento de entrar en una epoca de “postmaterialismo”.
    En algunas ocasiones se ha hecho evidente, que los drivers ejecutados hasta llegar a la situacion actual ya no son validos.

    “Aprender a aprender, esa es la cuestion”. Pero para esto se precisa de algunas virtudes organizacionales:
    – Transparencia
    – Humildad
    – Etica
    – Inteligencia
    Son “los cuatro puntos cardinales” de las buenas practicas organizativas, en mi opinion

    Aprendamos a saber como cambiar las cosas continua y permanentemente, con “los cuatro puntos cardinales”.

    Saludos.
    tip

  5. Sin duda alguna, estamos inmersos en una vorágine en la cual todos los proyectos tienen una fecha de compromiso y por tanto necesitamos grupos de profesionales cuyo principal capital es su rápida capacidad de aprendizaje para poder acometer, estudiar, desarrollar y obtener los outputs con el grado de calidad demandado y en la fecha prevista.
    Para conseguir este tipo de profesionales las organizaciones deben detectar la motivación personal y que esta converja con el sentido de la organización inteligente.
    ¿Cuál es el sentido de este tipo de organizaciones?
    La clave está en buscar estrategias ganar-ganar como dice Stephen Covey, ¿Pero el “ganar” de la organización es el mismo que el “ganar” de sus integrantes? En el grado de convergencia entre los distintos “ganar” radica la clave del éxito

  6. Pingback: Las Organizaciones Inteligentes: Sus 5 disciplinas esenciales

  7. Creo que, aunque muchos expertos (Senge, Nonaka, Wei Choo, Mendelson, Marina…) hayan contribuido a su significado, convenimos en la idea de “organización inteligente”. Pero yo quisiera distinguir entre inteligencia organizativa (¿la que conduce a crear la organización inteligente?) e inteligencia organizacional (¿la que, como resultado colectivo, emerge de una organización inteligente?). ¿Es correcto lo que propongo? Un saludo a todos.

  8. Totalmente de acuerdo con esto: “una organización inteligente siempre tiene un sentido”, entendido como tal cualquier cosa que aporte valor social genuino, algo de lo que su gente pueda sentirse satisfecha.
    Con esto quiero decir, y entiendo que vas por ahí, que si ese “sentido” consiste exclusivamente en “hacer dinero”, en “maximizar beneficio” (que también podríamos decir que es un sentido, una razón), no nos vale. Ese tipo de “sobreinteligencia lucrativa” termina castigando a “la otra” inteligencia.

  9. Fantástico el vídeo de los profesores de Harvard Business School hablando sobre la importancia de los procesos de aprendizaje contínuo en las organizaciones y dando ejemplo concretos. Me quedo con “empezar por lo local, empezar por tu grupo y desde ahí ir aumentando la influencia”.

  10. Pingback: Alexander Rubiano Pedraza » Wikiplanning: Hacia un nuevo modelo de planificación en organizaciones 2.0

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s