Decisiones estratégicas: donde el corazón te lleve…

Tendemos a pensar que las decisiones estratégicas que tomamos son racionales. Posiblemente algunos utilicen métodos aprendidos hace tiempo, que prometen reducir la incertidumbre en la toma de decisiones: checklist de factores ponderados, árboles de decisión, planificación de escenarios, análisis de la rentabilidad (ROCE, periodo de recuperación, análisis del descuento de los flujos de caja – TIR, VAN-), análisis coste-beneficio, análisis del valor para los accionistas, proyección de ratios financieros, análisis de sensibilidad, modelos de simulación, análisis de flujos de fondos, análisis del umbral de rentabilidad, análisis del despliegue de recursos…

A pesar de la racinalidad y belleza intelectual de todas las herramientas comentadas, la realidad es que su uso es muy limitado. De hecho, la visión racional de la toma de decisiones no se corresponde con la realidad…

Simon, premio nobel de economía de 1978, determinó que la toma de decisiones se caracteriza por: el procesamiento limitado de información (que impide identificar todas las alternativas posibles), el uso de reglas empíricas o atajos (que pueden generar decisiones sesgadas) y el compromiso de satisfacción (se eligen opciones que satisfacen mínimos, pero no necesariamente óptimas).

En definitiva, en muchas ocasiones es difícil, por no decir imposible, tomar decisiones estratégicas de forma racional (y más si queremos ser innovadores). Por eso siempre es interesante tener en cuenta las palabras con las que Susana Tamaro termina su extraordinario libro “Donde el Corazón te lleve”:

 

151_46901
Susana Tamaro

“Y luego, cuando ante ti se abran muchos caminos y no sepas cuál recorrer, no te metas en uno cualquiera al azar: siéntate y aguarda. Respira con la profundidad con que respiraste el día en que viniste al mundo, sin permitir que nada te distraiga: aguarda y aguarda más aún. Quedate quieto, en silencio, y escucha a tu corazón. Y cuando te hable, levántate y ve donde él te lleve”

Susana Tamaro

Un comentario en “Decisiones estratégicas: donde el corazón te lleve…

  1. Me parece interesante tu postura sobre todo tratándose de alguien tan analítico como vos. lo importante parece ser no equivocarse y tomar siempre la decisión.Pero ocurre que somos humanos y los humanos nos equivocamos a veces.
    A pesar de Susana Tamaro a veces tomamos el camino equivocado y a nosotros en ese momento nos pareció correcto, no hay recetas para vivir , sí , aproximaciones.
    Elsa Nidia Florentín -Las Toscas – Santa Fe – Argentina- estudiante del profesorado en Lengua y Literatura.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s