Sobre el Despido Interior y los Muertos Vivientes

principal1Mi amigo Lofti El-Ghandouri (el de la foto…), en su último libro (“El Despido Interior”, Alienta, 2007), habla de “el despido interior”, y lo define como la renuncia a poner empeño en el trabajo, como el resultado final de un largo y complejo proceso de vivencias negativas, en el que el trabajador se distancia de sus funciones, sin llamar la atención y pasando inadvertido, evitando conflictos. En el fondo, el despido interior es un falso estar en la empresa, es una presencia humana vacía de contenidos donde la resignación, la abulia y el abandono psicológico han ganado la partida a la entrega, al compromiso y a la pasión. Pero lo que las empresas necesitan es pasión (como comentaba en un post anterior).

 

Por otro lado, David Bolchover (“Los Muertos Vivientes”, Gestión 2000, 2005) nos presenta a los muertos vivientes”, un grupo cada vez más numeroso de personas (dispersos por todos los niveles organizativos) que tienen un supuesto trabajo pero nada que hacer en él, que desperdician su tiempo, capacidad y talento en una vida laboral sin sentido e increíblemente aburrida, en la que su única preocupación es ver pasar el tiempo. Lo curioso es que en una misma empresa podemos encontrarnos personas terriblemente estresadas y sobrecargadas de trabajo, mientras otros no tienen nada que hacer (nada de nada…). Evidentemente este problema se produce con mayor frecuencia en grandes corporaciones, en grandes estructuras organizativas, en las que nadie sabe lo que hace el otro, en las que la falta de coordinación es la norma, en las que la persona es un simple engranaje de una maquinaria que de repente ha dejado de utilizar sus servicios. Es posible que en muchos de “los muertos vivientes” se haya producido un despido interior previo, pero también es posible que por alguna razón la organización haya dejado sin contenido el trabajo de estas personas. Lo peor es que nadie se preocupa por ellos; pero si hay algo más terrible que estar sobrecargado de trabajo, es no tener nada que hacer, nada que aportar, nada que ofrecer, convertirse en un “zombi” que va y viene y del que nadie sabe nada…

 

¿Qué podemos hacer contra el despido interior? ¿Cuántos muertos vivientes hay en nuestras empresas? ¿Qué hacemos para recuperarlos? ¿Cómo afecta la crisis a esta problemática?

Anuncios

8 comentarios en “Sobre el Despido Interior y los Muertos Vivientes

  1. Muertos vivientes hay en casi todas las empresas, especialmente en las grandes corporaciones.

    Muchas de estas empresas han nacido de la unión de varias de ellas, llegando en ocasiones a la Dirección personas ajenas al sector pero de la confianza de la propiedad. Esta nueva dirección desconoce en su plenitud la nueva Compañía, sus procesos, … y esto hace que para alcanzar sus objetivos dupliquen procesos y personas, relegando al olvido a las que ya estaban en la empresa.

    El problema es de DIRECCIÓN. En épocas de ajuste de costes es un contrasentido que sin analizar las funciones que se realizan desde la base, mandos intermedios, etc… se tomen medidas drásticas sobre las plantillas. El desconocimiento, de estas Direcciones extrañas al SER de la Compañía, provoca especialmente la existencia de estos “zombis”.

    Estas personas, muertos vivientes, son perfectamente recuperables, sólo que hay que darles VIDA, hay que darles PROTAGONISMO y que vuelvan a ser personas importantes dentro de la Organización.

    Toda Dirección debe RECONOCER la existencia de esta tipología de personas, identificarlas y actuar … actuar para recuperar un efectivo, o darla de baja por ser simplemente un lastre.

    Mi opinión personal, es que se trata de UN GRAVE PROBLEMA DE DIRECCIÓN , y peor aún cuando no se reconoce su existencia.

  2. Paco,

    En este caso estoy totalmente de acuerdo contigo. Hay muertos vivientes en casi todas las empresas, pero posiblemente su número aumente de forma más que proporcional a medida que aumenta el tamaño de la organización.

    En fusiones y adquisiciones de empresas, sin duda, también se generan multitud de muertos vivientes. Creo que en estos casos la dirección puede conocer perfectamente el problema, pero dejarlo estar con el objetivo de que la gente acabe saliendo por su cuenta…

    Como dices, en el fondo es un problema de dirección, y sin duda el pimer paso para resolver el problema es ser consciente de que se tiene.

    Por cierto, ¿podríamos relacionar los muertos viviente con el mobbing?

  3. Pingback: El Bar de Yoriento, un 1 de febrero: enlaces y blogs de la semana (441) | Yoriento

  4. Da la casualidad, de que son justamente los empleados con mas antigüedad los que optan por ese despido interior (me gusto el concepto).

    Pareciera que llegan a un punto de tedio en el cual quieren renunciar pero no tienen el valor, así que simplemente se ponen en “stand by” y se convierten en esos zombies.

    ¿Cual sería la mejor solución? ¿Los rescatamos o los despedimos?

  5. Yo he seguido los dos procesos, el del despido interior y el del muerto viviente al que le gustaría enciontrarse con una carta de despido con 45 días/año encima de la mesa.
    Os garantizo que es terrible. Lega una a la oficina por la mañána cansadísimo, sabiendo que no tiene nada que hacer. Y así de cansado se pasa todo el día.

    Me he dedicado a intentar montar un empresa por mi cuenta – en tiempo de la oficina, por su puesto-, que salió mal. Y ahora estoy con otro proyecto.

    Lo peor es que el tiempo de oficina no te permite concentrarte adecuadamente en tus proyectos, y la pregunta se repite con frecuencia: cuándo acabaré con esta situación?

    hay que echarle arrestos para salir del nicho… En fin, a ver cómo me lo monto.

    Por supuesto que ya no souy rscatable. Lo mejor que me puede pasar, a mi y a mi empresa, es un despido

  6. Pingback: El Bar de Yoriento, un 1 de febrero: enlaces y blogs de la semana (441) | Yoriento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s