El poder de lo transitorio: Mi amigo Coro y el día de la Marmota

groundhog-day1Hoy en día todo tienen fecha de caducidad: las personas, las relaciones, los productos… Un buen ejemplo es el de mi amigo Coro.

Coro ya se ha casado tres veces, lo que implica que ya ha pasado por dos divorcios, y sólo tiene 38 años. Todo un record, incluso en la actualidad.

Lo cierto es que tiene su gracia ir a la boda de la misma persona tres veces. Supongo que es una experiencia similar a la que vive el protagonista de la película “Atrapado en el Tiempo” (el que se despierta constantemente el “día de la marmota”). Yo cada cuatro o cinco años, me despierto en el “día de Coro”… Ya le he dicho que me haga un bono-boda, pues preveo que si sigue a este ritmo, en los próximos treinta años, tendré que asistir, al menos, a otra media docena de bodas con él como protagonista. Tremendo… 

La pregunta que me hago es: ¿cuánto tiempo pasará hasta la próxima boda de Coro? Espero equivocarme, pero probablemente no mucho… Si nos ponemos en su piel, ¿cuánto dinero estaríamos dispuestos a gastarnos en un nuevo mueble para el salón? Posiblemente poco. ¿Tiene sentido para él comprar un extraordinario mueble de Caoba, de esos que tienen nuestros padres en el salón (y que seguirán teniendo durante décadas)? No. Lo ideal para Coro es un mueble de IKEA… temporal, barato y fácil, muy fácil, de tirar (o regalar).

Nuestros padres se pasaron toda la vida con el mismo mueble en el salón, un mueble sin duda excelente, que daba pena cambiar. Era demasiado bueno para que fuera transitorio. Pero hoy las cosas no son así, las parejas jóvenes, los individuos que viven solos, y en definitiva todos, queremos estar a la última; y un mueble viejo, por bueno que sea, no ayuda. Como diría mi amigo “Coro”: “mejor algo que dure poco, que sea barato y fácil de tirar”. Ahí está el secreto de IKEA, convertir la transitoriedad en una forma de vida. Pero no sólo IKEA se aprovecha de esta tendencia, ¿quién quiere comprar un pantalón, una camisa o un vestido que dure 10 años? Nadie. En Inditex (ZARA) también lo saben: moda de temporada, a precios asequibles y lista para tirar (lo que, por cierto, aumenta la frecuencia de compra).

4 comentarios en “El poder de lo transitorio: Mi amigo Coro y el día de la Marmota

  1. Bueno, tampoco exageres. Es cierto que Zara ha ido subiendo sus precios poco a poco, pero tampoco es lujo extremo ¿no? (al menos en España)

  2. Me parece muy cierto todo lo que dices, vivimos un mundo de Zara e Ikea, nuestras relaciones van cambiando, antes se cuidaba de los muebles…de la ropa…de la familia, de la pareja, requeria un esfuerzo por ambas partes,y bueno, funcionaba asi, creo que es hermoso ver crecer a tus hijos, tener una vida compartida,al fin y al cabo es lo que nos da una estabilidad emocional que nos ayuda a sobrevivir en un mundo que entendemos muy poco.
    ,

  3. Maria, te has puesto muy trascendente con el post. Para ahondar en esa trascendencia hay un libro fascinante: “La Corrosión del Caracter” de Richard Sennett. Un día de estos lo comentamos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s