Talento y Decencia en Wall Street

David Ulrich

David Ulrich

David Ulrich definía el talento como Capacidad x Compromiso. En los últimos tiempos hemos empezado a incluir en la ecuación el Contexto, pero creo que hace falta incluir también la Ética (o la decencia, como diría Leopoldo Abadía). Por lo tanto, mi definición de talento sería:

Talento = Capacidad x Compromiso x Contexto x Decencia.

¿Por qué la decencia?

Leía en El Economista hace unos días que Barak Obama ha puesto un tope salarial (500.000 dólares anuales) a los ejecutivos de las empresas rescatadas por el gobierno. En ese mismo artículo se comentaba que se temía un gran éxodo de talento en Wall Street.

Don Lindner, experto en remuneración de WorldatWork, afirmaba que 500.000 dólares anuales es muy poco y que a la mayoría de los directivos de los bancos intervenidos no les compensaría seguir trabajando por ese dinero.

También hace unos días leía una noticia sorprendente: el gobierno americano obligaba a los directivos de Citigroup a parar el pedido de su nuevo avión privado (creo recordar que la broma sólo costaba unos 50 millones de dólares). Como siempre a costa del contribuyente americano…

No sé, pero a mi me parece que ojalá el “supuesto” talento que tienen estos señores para las finanzas se dedique a otra cosa. Le harán un gran favor al mundo. ¿Cómo es posible que esta gente sea incapaz de controlar su ambición en momentos como los que estamos viviendo?

Creo que esos talentos de los que hablaba Don Lindner no son verdaderos talentos. No tienen decencia alguna. Y sin decencia no puede haber talento.

10 comentarios en “Talento y Decencia en Wall Street

  1. A mi me gusta poner estas cosas en 1ª persona para entenderlas bien. Pongamos que yo soy uno de esos cerebros, que trabajo en una empresa de Wall Street rescatada por el gobierno americano y que gano 600.000 dólares anuales y ahora me amenazan con reducir mi sueldo a 500.000. Y recibo una oferta de otra empresa no intervenida que piensa que podría ser rentable para ella contratarme y seguir pagándome 600.000 al año. ¿Sería más ético quedarme sufriendo en mi empresa actual que buscar mi beneficio personal trabajando en otra empresa que me paga mas?
    ¿Son estas personas los que deben cargar con toda la culpa de la crisis? ¿No han tenido nada que ver con ella los políticos, las administraciones nacionales y locales, los pequeños ahorradores que hemos preferido especular y obtener beneficios rápidos?
    Creo que esta crisis, como casi todas, es una crisis de falta de ética en toda la sociedad, y señalar solo a unos pocos culpables no ayuda a solucionarla.

    Un saludo, me gusta tu blog.

  2. Javier, es cierto que no se puede culpar de la crisis solo a los directivos de las empresas intervenidas. Como bien dices los políticos, las administraciones, los ahorradores… tienen su parte de culpa. Y evidentemente, desde un punto de vista personal tienen todo el derecho a irse a otras empresas que les pagen más.
    Pero en el post no hablaba de eso exactamente. Lo que venía a decir es que el verdadero talento tiene que incluir la decencia (o la ética, como prefieras). Y creo que muchos todavía no han entendido el concepto de “apretarse el cinturón” en las empresas intervenidas. ¿Cómo se puede pensar en comprar un nuevo avión privado cuando te han tenido que dar miles de millones de dólares los contribuyentes americanos?
    Es algo parecido a lo de Touriño en la Xunta…

  3. Hola Juan,

    Primero: me encanta tu blog. Es despejado y “desenfadado”, pero no deja de decir alto y claro lo que crees que tienes que decir.

    Segundo: me encanta lo que dices. Y Javier, no te preocupes que los ejecutivos que ganan 600k/año no “sufrirán” por tener que ganar 500k. Y si sufren, que se vayan a otra empresa que esté dispuesta a pagarles más. Sinceramente, creo que no se puede estar despidiendo a miles de personas y que los altos directivos no se ajusten los cinturones. Y sí son responsables de esta crisis, lo que no quita que otros también lo sean. Basta buscar en el diccionario la palabra “responsabilidad” y no es ni más ni menos que la “habilidad para responder”. Pues te digo que si con esos salarios no tienen la “habilidad para responder”, mejor que les paguen otros. Yo, como contribuyente americana, te puedo asegurar que no apoyaría a un gobierno que hoy no estuviera tomando esas medidas y quitaría mi cuenta del City y mis seguros de AIG si sus ejecutivos no tomaran medidas “personales” para resolver este embrollo en el que nos han metido.
    En épocas como la actual, es bueno recordar que “no todo vale”.

  4. Decencia me vale, es mas claro que ética. Y sustancialmente estamos de acuerdo en todo. El verdadero talento debe incluir la decencia. Conseguir resultados saltándose las normas puede ser difícil, pero la verdadera habilidad está en conseguir esos mismos resultados y mantener la decencia, conseguir que los objetivos de mi empresa sean compatibles con el bien de la comunidad.

    Lo de Touriño me ha dejado algo descolocado. Nací en Galicia, pero llevo muchos años viviendo fuera de allí y estoy desconectado.

  5. A veces, en mi terrible ignorancia, pienso que más que un problema de decencia es un problema de falta de imposición de ciertos límites. Límites monetarios, límites de poder,…

    Es decir, quizá esos límites son demasiado laxos para gente que está tan arriba, lo que haría mucho más fácil que perdieran ciertos principios y cierta ética, lo que les llevaría a perder compromiso con la organización y con la sociedad. Porque, simplemente, ven hacia los demás desde su cima y pueden perder fácilmente ese sentimiento de ponerse en el lugar del otro.

    La gran distancia que se interpone entre ellos y el resto de la sociedad les puede hacer muchas veces no sentirse parte de los propios problemas, no verse como parte de la causa de las “miserias” de otros.

  6. Evidentemente, esta gente, para ellos 500k no les basta, por que estan acostumbrados a grandes cantidades para invertir, en otras empresas, o llevar asuntos entre ellos.

    Pero es lógico y decente que si sus empresas han sido salvadas por los contribuyentes, se ajusten a dichos sueldos.

    Y si se van los cerebritos, llegaran otros, seguro, que hay gente nueva capacitada para estar en esos puestos, y les falta esa oportunidad.

    Saludos.

  7. Me sorprende que a un gallego le deje descolocado el tema de Touriño cuando es un escándalo a nivel nacional…

    Simplemente comentar que estoy totalmente de acuerdo con Juan Carrión, el talento debe incluir decencia y que sin ella no hay talento.

    Apoyo también las medidas del gobierno americano, evitar despilfarros con el dinero de los contribuyentes es algo que deberían imitar otros países…

  8. Me parece fenomenal que Obama trate de poner un poco de orden en Wall Street. No me ha pillado de sorpresa porque llevo dos años estudiándole para escribir el libro que acabo de publicar “El secreto de Obama. Descubra las claves de su oratoria y conozca al presidente de EEUU”. Al escribirlo, descubrí que no sólo es un buen orador sino también un hombre que quiere hacer las cosas de forma honesta, con una gran inteligencia emocional. Sé que hay gente que busca la forma de criticarle, simplemente por llevar la contraria o buscar notoriedad. Estaría bien que, con humildad, aprendiéramos de quien lo merece. Os invito a conocer mi blog sobre el libro: http://elsecretodeobama.blogspot.com

    Juan, incluyo tu blog en mi listado de referencias, me parece muy interesante lo que cuentas.

  9. Mónica, muchas gracias. Le he echado un vistazo a tu blog, también me parece de lo más interesante. Además, prometo comprar tu libro, que tiene un título de lo más sugerente…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s