El Jefe “niño” y el jefe “niño copión”

juguetes1Los jefes “niño” son personas que se quedaron en una edad mental de entre cuatro y siete años. ¿Qué comportamientos tienen? Básicamente tienen una eterna sensación de que todo les pertenece (tienen un ego desmedido y una tremenda ambición…), y no dudan en ponerse todas las “medallas” a su alcance. Normalmente este tipo de jefe es controlador e incapaz de desarrollar a las personas, ya que al hacer suyos (y solamente suyos) todos los logros conseguidos por su equipo, lo vuelve invisible…

 

Los jefes “niño” son grandes manipuladores que “ganan” gracias a que son capaces de engañar a otros respecto a su capacidad y “cosifican” a las personas, lo que muestra cierto nivel de maldad (“yo gano gracias a que te utilizo”). Le dicen a sus colaboradores “qué gran idea”, “qué gran trabajo”, “qué gran éxito”… pero al final es mi idea, mi trabajo, mi éxito…

 

Pero cuando las cosas van mal, todo cambia. Un jefe niño nunca dirá que un error es suyo. Los errores tienen nombre y apellidos: “el proyecto se ha retrasado debido a un error de planificación de Antonio Pérez, yo no he tenido nada que ver, es un inepto”. ¿Se pude ser más rastrero?

 

En definitiva, el jefe niño hace suyo lo bueno, y no protege a nadie de su equipo cuando las cosas salen mal. Normalmente este tipo de jefe genera altos niveles de frustración y genera una enorme rotación. Cualquier persona con un mínimo talento huye de ellos.

 

Existe un subtipo de “jefe niño” que podemos denominar “jefe niño copión”. Normalmente este tipo de jefe pide opinión a un “subordinado” sobre un problema a resolver. Al cabo de un rato llega y le dice al mismo individuo al que pidió opinión: “al final he decidido que vamos a hacer X, ya se lo he dicho al Director General” (curiosamente la misma solución que el subordinado le proporcionó inicialmente). El mejor antídoto ante este tipo de jefe es no darle nunca una única solución. Se le deben ofrecer varias soluciones, para que elija. Como normalmente este tipo de individuo es extremadamente mediocre siempre se equivoca.

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s