La Incapacidad para Identificar Talento

steve20wozniak20and20steve20jobs203252751Identificar personas que puedan desarrollar verdadero talento dentro de una organización es una tarea compleja. Este fracaso de la inteligencia se produce en dos situaciones: selección y desarrollo. Los métodos que se utilizan en ambas situaciones fracasan estrepitosamente. En muchas ocasiones se tienen más en cuenta las capacidades individuales de las personas, que su encaje con los valores y el grupo humano que compone la organización. En otros casos sólo se tienen en cuenta las capacidades académicas (existen organizaciones en las que los/las recepcionistas son doctores/as en sociología…) y para ser seleccionado o ascender es fundamental tener un título de una determinada universidad o escuela de negocios, independientemente del talento que se muestre. La realidad es que el talento no sabe de títulos, ni de matrículas de honor.

 

Hay un caso de incapacidad para identificar el talento, que siempre me ha sorprendido. Hace unas cuantas décadas, dos amigos de nombre Steve (Jobs y Wozniak), desarrollaron un nuevo concepto de ordenador. Primero se fueron a Atari: “tenemos una cosa sorprendente, aún no está construida del todo, pero creemos que podemos desarrollarla. Lo único que queremos es hacerla realidad. Paguen nuestros salarios y vendremos a trabajar para ustedes”. En Atari simplemente les dijeron que tardaban en salir por la puerta… Entonces se fueron a HP y les dijeron: “No os necesitamos para nada, ni siquiera habéis ido a la Universidad” (mirando igualmente hacia la puerta…). Evidentemente Steve Jobs y Steve Wozniak tenían un enorme talento que ambas empresas desperdiciaron…

3 comentarios en “La Incapacidad para Identificar Talento

  1. Cada vez que oigo hablar de esa parejita me emociono. Siempre he estado a favor de apuntarme a “lo que más gente usa”. Por eso ahora digo “I’m a PC” pero a principios de los 80 yo era claramente un “Apple ][” que era el ordenador que tenía más “comunidad” de usuarios. Si, si, cuando conocías a alguien que tenía uno, te reunías con él con tu caja de cartón llena de disketes de 140Kb para intercambiar cosas. Tenía fotocopiado un libro escrito por ellos en el que destripaban hasta el extremo la máquina esa tan revolucionaria,tanto técnicamente sino por la cantidad de gente que se había enganchado a ella en USA.
    Perdón por haberme salido un poco del tema, pero es que me he emocionado.

  2. Yo también me emociono. De hecho, estoy esperando a ver si “casca” el HP que tengo para comprar un MacBook. De momento no hay suerte, son duros los HP…

  3. Hay muchas historias como ésta. Creo que el programa de Operación Triunfo (hoy en horas bajas) fue rechazado por varias productoras.

    El tren, la radio, la televisión fueron inventos de los que se dijo que no tendrían éxito.

    Del mismo modo tenemos en el otro extremo productos llamados al éxito y que se quedaron en el camino: El video Betamax, El minidisc o el laserdisc.

    En el mundo de los humanos también hay ejemplos de esto último: Fútbol (Prosincszky), Baloncesto (Cargol), Cine (Jorge Sanz), Música (Rosana), etc.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s