El Jefe Nocivo: el amo del campo de concentración

bupuppies-cabreado-1024x7681En un post anterior hablaba del jefe psicópata. Creo que existe un tipo de jefe que, sin llegar tan lejos como el psicópata, es extraordinariamente peligroso: el jefe nocivo.

Un jefe nocivo, por definición no es un líder. Simplemente es un directivo con el poder formal (autoridad) suficiente como para tener subordinados (que no seguidores) y maltratarlos.

El jefe nocivo es el que intimida, amenaza y grita, el que determina el clima de la oficina en función de sus estados de ánimo; el que consigue que los empleados se susurren muestras de solidaridad. Es el jefe del “campo de concentración”, capaz de menospreciar y calumniar. En definitiva, es una persona con mínimas aptitudes interpersonales, que consigue que cualquiera odie trabajar “para” él (nunca “con” él).

El jefe nocivo consigue sus objetivos destrozando a otros, y encuentra el éxito protegiendo su territorio, combatiendo y controlando. Es el anti-líder, el creador de miedos. Se concentra en el cumplimiento de objetivos visibles a corto plazo, imparte excelentes presentaciones para sus superiores (si es que los tiene, y a los que por cierto, trata sorprendentemente bien…) y responde con entusiasmo a las tareas. Pero por otro lado, no le importa en absoluto la motivación de las personas de su equipo, ni el clima que genera. Es considerados por la mayoría de sus “subordinados” como arrogante, egoísta, inflexible, y mezquino.

En definitiva, el jefe nocivo es un creador de ambientes tóxicos. Un ambiente tóxico se produce cuando el fin justifica los medios (todo vale), cuando sólo se sabe exigir y no recompensar. Como no puede ser de otra forma, este ambiente se refleja en el dolor y en el miedo de las personas que se ven obligadas a soportarlo.

El jefe nocivo puede ser muy competente pero no aporta valor. El clima que genera es siempre el mismo: sufrimiento, desmotivación, estrés, depresión, rotación, continuismo (como oposición a la innovación), miedo, falta de esperanza, problemas de salud, desconfianza… 

Según Reed las tres características clave del jefe nocivo son: despreocupación por los subordinados, habilidades sociales nulas (que afectan negativamente el clima laboral), y egoísmo (los subordinados ven al jefe nocivo preocupado únicamente por sus propios intereses).

Como es evidente, este tipo de jefe hace perder la ilusión a las personas que trabajan “para” él, pero lo peor, y más si tiene éxito, es que muchos pueden tomarlo como ejemplo a seguir. Simplemente terrible…

Anuncios

5 comentarios en “El Jefe Nocivo: el amo del campo de concentración

  1. Hola Juan,

    Me gustaría comentar un aspecto que considero básico en este extracto del jefe nocivo:

    “Se concentra en el cumplimiento de objetivos visibles a corto plazo, imparte excelentes presentaciones para sus superiores (si es que los tiene, y a los que por cierto, trata sorprendentemente bien…)”

    En mi opinión, ésta frase es la clave del “jefe nocivo”, ya que de ella se puede abstraer que el trato de este tipo de individuos para con sus superiores no es más que una falsa hipocresía para quedar bien, y que además él asume que sus superiores son “superiores”. Ésta misma filosofía la extrapola a sus subordinados, convencido de que a él le muestran caras falsas y que son “inferiores”.

    Sólo veo, como tu bien indicas, que lo que hacen no es sino exteriorizar los miedos que llevan en su interior. Una lástima para los “subordinados”.

    El problema, es que al alcanzar objetivos, satisfactoriamente, sus superiores difícilmente le “investigarán” o pondrán en duda sus métodos.

    Esperemos que esta especie vaya a la extinción, aunque no veo que sea muy fácil.

    Un saludo

  2. Pingback: La semana de los blogs XXVIII

  3. Cabeza de ratón, en una conferencia que impartí hace unos meses en APD hable sobre el jefe nocivo. Al terminar, un directivo amigo se me acercó y me dijo: “he venido con un compañero de la empresa y se ha quedado alucinado cuando has hablado de el jefe nocivo, pensaba que ya no existían. Le he dicho que desgraciadamente todavía existen demasiados”.
    Respecto a lo que dices, toda la razón, la clave son los miedos…

  4. yo tengo un jefe con estas caracterìsticas, la vdd me da miedo. Siempre grita y aun mas cuando no le entiendes como hacer las cosas, pero no te las explica, te intimida sola y entre otras compañeras, tiene puras mujeres a su cargo, es mezquino, mujeriego, da preferencias a unas y otras no. Odio esto pero en mexico no es facil conseguir trabajo. Por seguridad entre al sindicato, ya me harte de sus insultos…….

  5. Excelente artículo y definido perfectamente bien. Yo añadiría lo que ha escrito Alana, que el jefe/jefa nocivos tienen disparidad de criterios siempre basado en sus estados de ánimo y una especie de subjerarquía que impone entre sus subordinados.. Estoy féliz, lo que haces me parece genial, estoy triste eso que haces que es exactamente lo mismo que ayer me parece fatal. Si es fulanito quien lo ha hecho, muy mal, pero si es menganito es algo estupendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s