Sobre el problema del mal en la empresa

jefe[1]Una cantidad importante de personas, afortunadamente no son mayoría, cuando tienen el mínimo poder sobre otros, disfrutan haciendo el mal, entrando en dinámicas del tipo “yo gano, tú pierdes”, y destrozando sus vidas. También existe la maldad inconsciente, que suele producirse cuando no se prevén correctamente las consecuencias de las acciones realizadas. En cualquier caso, normalmente la persona con tendencia al mal es absolutamente consciente de su maldad y disfruta con ella.

Existen multitud de comportamientos inhumanos (o tóxicos) dentro de las empresas. La falta de respeto ante las personas y sus problemas es absolutamente lamentable. En algunos la falta de humanidad tiene tintes de locura.

Un amigo cercano (director de un departamento) me contaba la reacción del director general de su empresa cuando se enteró de la muerte del padre de mi amigo. Imaginemos el siguiente diálogo:

– Amigo (cabizbajo): Buenos días

– Director General (distante y despreocupado): Me he enterado que su padre ha muerto. Espero que esta situación no afecte a su trabajo. Sabe que estamos en un momento clave y necesito que esté metido en el proyecto en cuerpo y alma. No me defraude.

– Amigo (estupefacto): Lo intentaré. Bueno, quería decirle que mañana por la tarde es el funeral de mi padre. Me gustaría posponer la presentación que tenemos a las 17:00 horas para poder estar con mi familia.

– Director General (indignado): Creo que no sabe lo que me juego en este proyecto. Mañana se tiene que hacer esa presentación. Y si no, aténgase a las consecuencias… En esta empresa lo primero es lo primero y usted y su familia  no van a dejar de comer ¿verdad? Le exijo que mañana a las 17:00 horas esté en esa reunión y haga su trabajo.

Amigo (anonadado): Pero…

Evidentemente mi amigo fue al funeral de su padre (como cualquier persona normal…), y convocó la presentación un par de días después (realmente esa demora no afectaba en nada a la ejecución del proyecto). La reacción del Director General fue terrible: redujo su responsabilidad, le persiguió constantemente… y pasados unos meses le despidió. Y todo por haber cometido el horrible crimen de ir una tarde al funeral de su padre.

En una situación como ésta, la maldad es tan indignante que parece increíble. Por cierto, el jefe de mi amigo ni siquiera se dignó a ofrecerle una palabra de consuelo, su única preocupación era él mismo.

¿Cómo es posible que una persona con esa falta de empatía y de humanidad, dirija una empresa? ¿Qué pensarían los compañeros de trabajo de mi amigo, y más después de su despido? ¿Es posible que las personas se comprometan con una empresa que permite estos comportamientos? Me aventuro a afirmar que no…

8 comentarios en “Sobre el problema del mal en la empresa

  1. Hace sólo unos días participé en un seminario en el que describía la figura del “ausente emocional” en el que podríamos incluir al gerente de la empresa de tu amigo. Aunque la definición no es mía, sino de una alta ejecutiva de Microsoft, últimamente me ha dado por detectar algunos que corren por ahí y todos tienen unas pautas de conducta similares.

    Así, puede afirmarse que el ausente emocional es un ser absolutamente frío y distante que se caracteriza por no sentir la más mínima empatía, por mostrar un grado de socialización tendente a cero, por no saber lo que significa la palabra adhesión y por ser, en definitiva, un patólogo social.

    En mi experiencia y tras haberme topado, como digo, con algunos de estos, puedo afirmar que su estilo está basado en el terror y en aplicar lo de que cuando calla, calla, aunque los más ingenuos interpreten que cuando calla otorga. Y lo que es peor, tiene su público, de eso no cabe duda. Y muchos están casados y tienen hijos.

  2. En el fondo -y yo soy profano en la materia- parece que en estas personas está oculto (o lo estuvo en el pasado) un cierto miedo a la competencia interna, dentro de las organizaciones que dirigen. El “yo soy más que tú” se manifiesta en el estilo de poder, porque en muchas ocasiones carecen del “yo sé más que tú”. Y no se dan cuenta de que la dirección no significa conocimiento pleno y absoluto (hasta en las materias más nimias) sino ejercer una responsabilidad coordinadora que, efectivamente, requiere de talento integrador.

    Saludos.

  3. Lamentable, es la palabra que más resuena en mi cabeza ahora mismo.

    Parece mentira, que existan “jefes” y no “lideres” así, como bien dice Diego S.

    Este tipo de personajes deberían ser detectados nada más que entran por la puerta para formar parte del proceso de selección, plan de carrera, de sucesión, o de lo que sea menester.

    Lo malo es que en ocasiones son elegidos a dedo, sin tener en cuenta si esa persona es apta o no para poder ocupar ese puesto, sin lugar a dudas, este individuo, carece de aptitudes interpersonales, entre otras competencias.

    Un saludo.

  4. Josep Julián, me gusta el concepto de ausente emocional. Se parece mucho a lo que suelo denominar psicópata organizativo.
    Por cierto, últimamente me he topado con uno. Que lo aguante su madre. Ninguna de sus cinco ex-esposas lo hizo, así que no seré yo…

  5. Verónica, los psicólogos no disponen de herramientas para identificarlos. Además el talento malvado suele ser bien soportado dentro de las organizaciones, sin tener en cuenta sus implicaciones a largo plazo.
    Por cierto, el principio de Peters sigue plenamente vigente. Dice algo así: los empleados excelentes en la gestión individual (es decir, en conocimientos técnicos concretos) son promocionados hasta alcanzar su máximo nivel de incompetencia.
    El problema es la falta de competencias humanas…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s