¿La Soledad del Líder?

burbuja[1]Es increíble que una persona, simplemente por tener un cargo, no se digne a comer, tomar un café, o simplemente hablar… con otros de un supuesto “nivel” inferior. A veces se habla de la soledad del líder (se podría decir del “jefe”), pero el que se siente solo es porque quiere, y porque se lo busca. ¿Qué confianza puede generar una persona que se cree superior a otra por el mero hecho de estar en un determinado nivel organizativo? ¿Cuánto puede saber de lo que realmente pasa en la organización?

Los jefes aislados de la realidad, los aislados de las personas, son en general infinitamente más infelices y saben menos de lo que se “cuece” dentro de la organización, que los que se comportan con naturalidad.

Un amigo me contaba el caso del presidente de su empresa (multinacional). Esta persona suele tomar café o ir a comer con otros que no dependen directamente de él (incluidos los becarios…). Un ser normal. ¿Por qué parece tan raro este comportamiento? Los beneficios de la normalidad son tan elevados, que es increíble que muchos no los descubran…

Anuncios

3 comentarios en “¿La Soledad del Líder?

  1. Existen muchos de esos seres que no se juntan con la “plebe” de la organización.

    He tenido la desagradable experiencia, estando de prácticas en un Hipermercado, como la persona que estaba a mi cargo (Técnico en RR.HH) hacia los descansos a las horas en los que el resto de empleados era complicado que lo hicieran porque son horas punta de venta; en el caso de coincidir en la misma sala, se sentaba en distinta mesa a ellos.

    Pude incluso ver, como el departamento de RR.HH humanos arrancaba una hoja del periódico día tras día, en la que venían una serie de boletos que al completarlos entrabas en el sorteo de un carro de la compra, (de la competencia claro), una vez hecho este ritual, ya podían pasar los periódicos a la sala donde se realizaba el descanso.

    Llegue a la conclusión de que existen departamentos de RR.HH donde justo lo que menos importa son las personas.

    Después de este trauma, espero encontrar en las próximas prácticas o trabajo, un tutor “normal”.

  2. Verónica, tenlo claro: simples necios…

    Lo que dices sobre determinados departamentos de RR.HH. es cierto (incluso se podría decir que existen empresas en las que lo que menos importa son las personas). Pero seamos positivos, en otros muchos no es así. Elijamos trabajar donde las personas importen.

    Por cierto, nada de traumas. Seguro que encontrarás personas “normales” en tu próxima experiencia laboral.

    Suerte…

  3. No debemos confundir ese tipo de soledad con la ‘soledad del líder’ a la que hacías mención.

    El líder de verdad, el que está cerca de su gente, el que come con ellos, toma café y dialoga… también tiene que pelear muchas batallas por su gente, argumentar muchas decisiones, soportar muchos chaparrones, someterse a un estrés tremendo que no puede dejar translucir porque es el primero que tira del carro y anima a los demás.

    Y por ello, aunque tenga a muy buenos compañeros muy cerca, siempre existirá un momento en el cuál se sienta solo en la lucha, más fruto del cansancio que de la auténtica soledad.

    Esa es la auténtica soledad del líder, la otra no lo es, porque quien se comporta así nunca llega a ser el líder, tan solo es el ‘jefe’, el que manda, pero no el que lidera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s