Abusones con Talento

abusonLos idiotas, cretinos, maleducados, matones de discoteca y abusones de patio de colegio suelen estar perfectamente identificados en la mayoría de las organizaciones. Bien es cierto que en culturas extremadamente agresivas son más difíciles de identificar, ya que tienen que hacer tropelías inimaginables para poder sobresalir. Pero a pesar de todo, algunos lo consiguen sin excesivas dificultades.

El problema surge cuando el abusón aparentemente tiene un talento sin igual y ha conseguido forjarse una imagen de excelencia profesional (mejor dicho, de excelencia técnica…) que le blinda ante todo y ante todos. En estos casos, el abusón siente que puede hacer y deshacer a su antojo, manipular a unos y a otros, y por supuesto, reírse de todos, incluidos los primeros directivos, a los que adula y pelotea de forma bochornosa (y con los que suele jugar al golf, squash… o lo que se tercie). En definitiva, este tipo de ser se sabe la estrella, se siente imprescindible, se envalentona y se cree con el derecho a decir y hacer lo que le parece cuando le parece, y todo porque la cuenta de resultados le adora.

Muchos directivos creen que no hay más remedio que soportar a los abusones con talento y asumir todo tipo de comportamientos aberrantes en nombre del éxito y la “pasta” (que es lo que importa… ¿no?). Algunos piensan: “es un cretino, pero dejemos las cosas como están, obtiene grandes resultados”; sin darse cuenta de los posibles efectos secundarios (e intangibles) del abusón: clima laboral bajo mínimos, conflictos perpetuos, injusticias persistentes, colaboración nula, ausencia de comunicación…

En definitiva, no creo que nadie (repito ¡NADIE!) tenga el suficiente talento como para ser imprescindible, y más si es un abusón. A ver cuando nos acostumbramos a ver más allá de la cuenta de resultados…

4 comentarios en “Abusones con Talento

  1. Amén!! Y yo creo que un poco sí que es cuantificable el daño que produce un tipo así en los equipos: Las bajas médicas de los otros miembros, la dificultad de la empresa para retener a los otros talentos del equipo, el bajo rendimiento por la escasa implicación…

  2. Habría que darle lecciones de ética a la junta directiva, pues son los únicos a lo que debemos explicarle este hecho verídico, común y aberrante como los individuos que conforman el conjunto de abusones que andan sueltos por doquier.
    SM

    • Hola SM, creo que en las juntas directivas se sabe perfectamente, pero se acepta… ¡viva el cortoplacismo! Respecto a los abusones, no se qué decirte, me temo en la mayor parte de los casos no vale para mucho… Aunque es cierto que se puede hacer reflexionar a la persona sobre su comportamiento y el daño que éste hace al equipo. La pena es que la mayoría de los abusones no suelen creer necesario pasar por un proceso de coaching que les permita reflexionar con profundidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s