El Efecto Asch (que no Axe…), Borregismo Total

Muchos individuos, ante la presión del grupo son capaces de aceptar la percepción del resto, aunque sea claramente errónea. Muchos dirán: “no, yo tengo el carácter y la personalidad suficiente para defender mis ideas cuando formo parte de un grupo”. Puede ser… pero la mayoría NO. ¿Cómo lo sabemos? El experimento de Solomon Asch, psicólogo social profesor de Princeton, mostró cómo los individuos capitulan ante las opiniones mayoritarias. ¿En qué consistió el experimento? Con el pretexto de realizar un test de percepción, Asch hizo que diferentes grupos de personas examinaran 12 pares de tarjetas (rondas) como las siguientes:

Experimento AschEl objetivo de la prueba era que los individuos identificaran la línea que fuera de la misma longitud que la estándar (gráfico de la izquierda). Parece fácil… ¿verdad? La diferencia era siempre bastante evidente… Entonces todo el mundo debería haber contestado bien en las 12 rondas. Pues no… ¿y por qué no?

Todos los miembros del grupo, excepto uno, estaban compinchazos con Asch para elegir sistemáticamente la línea incorrecta durante siete rondas (las otras cinco rondas eran de control). Se ejerció presión, haciendo que el sujeto no compinchazo (ingenuo) fuera el último en decir cual era su elección. Se sometió a la prueba a 31 personas. La pregunta que se hacia Asch era: ¿con qué frecuencia los individuos aceptan opiniones mayoritarias que son absolutamente erróneas? Sólo un 20% de los sujetos del experimento de Asch se mostraron completamente independientes. El 80% restante cedió ante la presión de la mayoría al menos dos veces.

Este experimento se ha realizado a lo largo del tiempo en diferentes países ofreciendo siempre conclusiones muy similares. La conclusión es clara: “¿dónde va Vicente?, donde va la gente…”. Así son las cosas para el 80% de la población mundial.

¡PARA EL 80% DE LA POBLACIÓN MUNDIAL, CASI NADA…!

borregos

¿Qué se puede esperar de un mundo poblado por un 80% de conformistas?

Por cierto, tendrá algo que ver el efecto Asch con el post que escribí hace unos días: “Enanismo Mental: Visiones Unívocas de la Realidad

14 comentarios en “El Efecto Asch (que no Axe…), Borregismo Total

  1. Tal vez el pensar individualmente, requiere unas alertas, un conocimiento,un gasto energetico que posiblemente por lo que vemos diariamente, aún está lejos de conseguirse.

  2. Antes de todo encantado de participar, le encuentro por “I Congreso Consultores sin Fronteras” y sus compañeros en InnoP. Si es fascinante. Desde un punto de vista mercantilista cualquiera de los Grupos son muy suceptibles de estudio de nuevas “apetencias necesarias”. El enigma es descubrir la calidad de fuerza que empuja a cada uno de dichos grupos. Una vez identificada ya cada cual tiene la libertad de esclavizarse o la libertad de ser él mismo, independiente, libre y sin dependencias.
    Gracias.

  3. En muchas ocasiones el problema no es que la gente sea conformista sino que tiene miedo a destacar, a proponer nuevas ideas a ir contracorriente, en definitiva a ser y pensar diferente al resto. Esto es lo que pasa en un país que premia y fomenta la mediocridad y castiga la excelencia, es decir, al que tiene ideas innovadoras y diferentes.

    • Borja, en el fondo hablas del miedo al rechazo. Este miedo se produce con especial virulencia cuando tu principal motivación es la afiliación.
      Y lo cierto es que en España, en general, el pensamiento innovador no se incentiva…

  4. Estoy con Borja: muchas veces lo que se tiene es miedo de destacar, de llevar la contraria. Aunque el inconformista tenga la razón la presión del grupo ignorante y convencido de que su error es lo cierto es tanta que al final el “elemento discordante” se acaba volviendo conformista.

    Empiezo a parecer la Señora Marple con tanta comparación e historieta, pero recuerdo (se cala las gafas del abuelo) cuando hicimos el master de guión. Muchos pensábamos que había que romper las reglas, que había que hacer programas nuevos y renovar la televisión con “calidad”.

    Después de unos años ahora me encuentro con algunos de mis antiguos compañeros defendiendo con vehemencia el tipo de formato que antes criticaban.

    Un pelín triste.

  5. El balido es un refugio de los individuos, garantiza una cierta seguridad. Como decía la semana pasada en una entrada en mi blog, “es una postura que ofrece comodidad, es fácil optar por ella, no precisa de implicación ni de sacrificio, no va a reportarnos ningún éxito pero tampoco ningún fracaso”. En cambio, nunca conseguirá llenarnos, ni satisfacernos del todo.
    En fin, no queda otra que ser rebelde, con causa, pero rebelde.

    Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s