Sobre la Libertad

¿Qué es ser libre? ¿Qué es la libertad? Buenas preguntas ¿verdad? Normalmente la mayoría de nosotros respondería a estas preguntas con algo como: ser libre es hacer lo que me apetece. Pero seamos sinceros, no es tan sencillo…

Por un lado, podemos entender la libertad como libertad de acción (física). Lo contrario a este tipo de libertad sería el no tener la posibilidad de decidir sobre nuestros actos y comportamientos, es decir, la esclavitud, la imposición… Por lo tanto, la libertad de acción se produce cuando nada ni nadie nos impide actuar, pero jamás es total (nadie puede hacer todo lo que se le antoje, existen obstáculos importantes como las leyes y el respeto a los demás) y casi nunca nula (en la mayoría de los casos suele darse en algún grado). Este tipo de libertad tiene un cierto sentido político, ya que el Estado la garantiza al mismo tiempo que la limita, y sin duda es superior en las democracias. Ya decía Locke, que “donde no hay ley no hay libertad”, y posiblemente tenía razón, pues sin leyes todo sería violencia y miedo.

Pero existe otro tipo de libertad, la libertad de la voluntad. ¿Somos libres de querer lo que queremos? ¿Se pueden elegir libremente las opiniones, los valores, las creencias, los deseos, los miedos o las esperanzas? ¿No somos rehenes en cierta medida de nuestra voluntad o de las causas que la determinan (sociales, psicológicas, ideológicas…)? Normalmente elegimos en función de nuestras opiniones, pero ¿podemos elegir realmente nuestras opiniones? Decía Spinoza: “los hombres creen ser libres porque tienen conciencia de sus voliciones y de sus deseos, y no piensan, ni en sueños, en las causas que les llevan a desear o a querer, faltándoles todo conocimiento de estas”. ¿Elegimos nosotros mismos nuestras decisiones? Sí, pero sabemos muy poco sobre cómo lo hacemos. ¿Por qué te enamoras de una persona y no de otra? ¿Por qué votas a un partido político y no a otro? ¿Por qué compras una determinada marca y no otra? ¿Por qué trabajas en una empresa y no en otra? Las decisiones dependen de lo que somos, pero también de lo que somos y no hemos elegido, por lo que no son absolutamente libres. Diderot se preguntaba: “¿Puedo no ser yo? Y siendo yo, ¿puedo querer de forma distinta de como quiero?”. Desde este punto de vista no tendríamos verdadera libertad.

Pero en realidad no podemos afirmar que la libertad de la voluntad no exista. Ser libre significa hacer lo que uno quiere, y por lo tanto querer lo que quiere. ¿Estamos determinados por nuestro pasado, sociedad, cultura…? Es posible que en parte sí, y quizás eso nos llevé a pensar que nuestra libertad no es absoluta, pero realmente nosotros somos los que nos determinamos a nosotros mismos. La libertad existe, aunque no podamos desprendernos de lo que somos.

sartre

Sartre

Pero, ¿somos libres de querer algo que no queremos? ¿Es la libertad relativa o absoluta? Según Sartre lo que hacemos (existencia) no está determinado por lo que somos (esencia), más bien lo crea; para él la libertad absoluta sólo es posible “si la existencia precede a la esencia: si el hombre es libre es porque antes no es nada y porque no se convierte más que en lo que él hace de sí mismo”. Desde este punto de vista, sólo somos libres si nos elegimos absolutamente a nosotros mismos: “cada persona es una elección absoluta de sí misma”.

La libertad es una quimera que siempre debemos intentar alcanzar…

libertad

About these ads

7 comentarios en “Sobre la Libertad

  1. Sí que estás fiolosófico hoy Juan. He recordado leyendo tu post un ejemplo que nos puso un profesor de Neuropsicología en la facultad. Nos contó que estaba en un avión y al lado le tocó una persona que parecía ser interesante y empezaron a conversar precisamente de la libertad. Mi profesor le aseguraba que en los tiempos que corren en la actualidad, somos todos libres de elegir opciones, caminos, metas, etc… Cuál fue su sorpresa cuando su compañero de viaje le contradijo y le vino a decir algo así: “No somos libres y le diré por qué: viendo el periódico que usted está leyendo, su forma de vestir, cómo me ha hablado, puedo adivinar con casi total certeza a qué clase social pertenece y a qué se dedica….” Resulta que este compañero se dedicaba a publicidad y marketing y tenía una especial habilidad para detectar “targets”. En resumen, lo quye venía a decir es que desde que nacemos perdemos la libertad, porque nacemos en un determinado contexto, en una determinada clase social y con unos determinados valores que marcan en gran medida las elecciones tomemos en un futuro.

    Como le decía Morpheo a Neo en Matriz: ” Tú eliges, pastilla azul o pastlla roja”.

    Saludos, Oliver

  2. Hola juan:

    No puedo rebatir nada desde el aspecto filosofíco. Para mí la filosofía siempre tuvo una carga de relativismo tan brutal, que hace casi imposible ejercitar una decisión sin haber acertado y fracasado a un mismo tiempo. Es el mundo “cuántico” de la parte social del hombre.

    A mi siempre me gustó una definición que ley a Punset en uno de sus libros: “La felicidad es la ausencia de miedo”. Si eso es así, y puedo estar bastante de acuerdo en términos generales, yo la complementaría ad-hoc, dicendo que “Libertad es decidir que camino recorrer en pos de la felicidad”. Creo que me resultaría dificil revatirle a una persona feliz, que quizás no sea tan libre como cree.

    De alguna manera, ser libre es ser feliz, en cuanto ser feliz es carecer de miedos ante lo que nos rodea. No tener miedo, o convivir honrosamente con él, nos ayuda a tomar decisiones más libremente. Creo que eso ya es bastante, por que por lo demás, desvincularse de la cultura y la sociedad en la que estemos atrapados, es una tarea heróica, de un calado inasumible y de consecuencias impredecibles.

    Un abrazo

    Fran Romero
    Fuerza y Valor

  3. La libertad es la gran utopia del ser humano, pero a la vez una negación de su naturaleza. El ser humano siempre a luchado contra la libertad marcando barreras legales, culturales, religiosas… Las cuales han fomentado el miedo y las inseguridades.

    Ojala algún día podamos ser libre, mientras tanto aunque apresen nuestro cuerpo, nos quedara nuestra mente.

    “Todos los hombre son heroes, en sueños” Freud.

    Un saludo
    Fernando

  4. Hola Juan
    Creo que la libertad está relacionada con el conocimiento, cuanto mayor es tu abanico de posibilidades, de conocimientos, de iniciativas, siempre tendáas mayor libertad para escoger tu vida.
    Hoy comentabamos, que existe un vacio en nuestras universidades,en cuanto no se enseña a valerse por si mismos, la mayoria de estudiantes sean de la rama sanitaria a cualquier otra tienen su finalidad en”ser funcionarios”, trabajar para la medicina publica…..el sector privado no se contempla,es complicado, papeleo, permisossss….que hacen aburrir al joven.Limitando sus posibilidades y su libertad en definitiva.

  5. Hola Juan
    Creo que la libertad está relacionada con el conocimiento, cuanto mayor es tu abanico de posibilidades, de conocimientos, de iniciativas, siempre tendáas mayor libertad para escoger tu vida.
    Hoy comentabamos, que existe un vacio en nuestras universidades,en cuanto no se enseña a valerse por si mismos, la mayoria de estudiantes sean de la rama sanitaria a cualquier otra tienen su finalidad en”ser funcionarios”, trabajar para la medicina publica…..el sector privado no se contempla,es complicado, papeleo, permisossss….que hacen aburrir al joven.Limitando sus posibilidades y su libertad en definitiva.
    un saludo
    Mercedes

  6. hola Juan,
    Muy acertado tu articulo y totalemente de acuerdo en el concepto de que ser libre es costoso, sobre todo porque tienes que decidir por ti mismo y ser responsabel de tus actos, no vale “soy libre para decidir y al mismo tiempo tambien eres responsable de las consecuencias de esa decisión, lo uno lleva a otro”.

    La cuestion es hasta que punto esas decisiones vienen determinadas por los estimulos procesados y grabados en la amigdala (nuestro almacen emocional) en nuestra mas tierna infancia a base de repeticion y tension emocional y que determina la mayor parte de nuestras respuestas sin que ni siquiera seamos conscientes de ellas.

    Un abrazo
    Jose

  7. No creo que la libertad sea utópica, ya lo decía D. Quijote de la Mancha: “La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida”.

    El individuo es libre de elegir qué camino escogerá. De esta manera, cualquier persona puede; y debe, modular su vida. Pues de no hacerlo (i.e. decidir libremente no actuar), el propio devenir de la vida será quién encauce la vida del individuo (que es lo que le ocurre a muchas personas).

    Por otro lado, yo creo que la libertad del individuo es absoluta, aunque conlleva un alto sentido de la responsabilidad. Esto es, las actuaciones, en todo caso, tienen consecuencias, y por haber actuado libremente se debe asumir el resultado de éstas. Por eso, podemos actuar, decidir y pensar de forma libre, pero seremos responsables de nuestras actuaciones, decisiones y pensamientos (El hombre nace libre, responsable y sin excusas, Sartre).

    ¡Un caluroso saludo Juan, y a todos los demás!

    Javier García -Nano-

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s