Poderosas Estructuras Informales

Dentro de toda empresa conviven la estructura formal y la informal. La primera define las relaciones de poder, los procesos clave, los mecanismos de coordinación y comunicación… Se podría decir que la estructura formal integra los elementos que componen una organización, sus atributos y las relaciones internas que se establecen de forma consciente. Pero, como sabemos, en toda organización humana surgen relaciones de amistas, relaciones no previstas, que conforman lo que denominamos estructura informal; cuyo origen es evidente: la afinidad personal.

¿Por qué te gusta tomar un café, ir a comer o tomar unas cañas con Pedro el de Compras o con María la de Recursos Humanos? No lo sabes, simplemente son compañeros con los que te sientes bien y te apetece compartir reflexiones, inquietudes, iniciativas… Aunque en la mayoría de las ocasiones el día a día de su trabajo no tiene nada que ver con el tuyo, son tus conocidos dentro de la empresa, y en muchos casos, incluso tus amigos.

¿Son importantes estas relaciones informales? Mucho, de hecho, son vitales para el funcionamiento de la organización, la comunicación interna y la resolución de conflictos. Imagina que trabajas en el departamento financiero y ha surgido un problema con el de Recursos Humanos, en el que trabaja tu amiga María. Lo más probable es que te acerques a verla, le plantees la cuestión abiertamente y se solucione en dos minutos. Es curioso constatar como las relaciones informales diluyen los conflictos como por arte de magia.

Hace mucho tiempo que las organizaciones medianamente inteligentes conocen el poder de las relaciones informales y las incentivan abiertamente. ¿Pero cómo se pueden estimular? Por un lado, facilitando la rotación interna, entre áreas, departamentos, direcciones… y por otro, haciendo que las personas se relacionen: encuentros de trabajo, cursos, talleres, viajes, cenas…

Mucha gente dirá: “yo a trabajar no voy a hacer amigos”. Es una opción, pero la realidad es que en aquellas empresas en las que las relaciones informales fluyen, las conexiones entre las áreas son mejores, la comunicación es más rápida, el clima laboral es más satisfactorio, el compromiso es más tangible, la competencia interna desaparece, es más fácil crear entornos colaborativos, los conflictos se solucionan hablando…

¿Alguna experiencia que merezca la pena compartir?

10 comentarios en “Poderosas Estructuras Informales

  1. Un antiguo jefe imponía un día al més para que se reuniera todo el personal. Había que dejar todo y reunirse todo el día. Para hacer lo que se quisiera.

    Ya nos decía que así era imposible perder el tiempo.

  2. Yo trabajaba en una empresa cuyo director financiero paseaba sigilosamente por todos los departamentos para sorprender a algunos de sus subordinados fuera de “su sitio” y recordarle que en la empresa “se viene a trabajar, no a hacer amigos” y que su misión era “sembrar la incertidumbre”, su capacidad de “sembrar” lograba que hasta mi propio compañero me llamase la atención por hablar con LOS OTROS….

  3. En mi empresa lo de la relaciones informales han sustituido las formales, es decir, un sanedrin de directivos, grandes amigos desde años dirigen la empresa, lo que no estamos fisicamente en la central ni por supuesto somos sus colegas, simplemente no contamos, nos enteramos de las cosas por casualidad, o por “radio macuto” una pena vamos.

  4. En mi empresa las relaciones formales son lo que priman. Como experiencia, durante tres años lideré un grupo de seis personas basado en que las relaciones profesionales se sustentaban en la confianza mutua, la colaboracion desinteresada, el intercambio de información, el fomento de la creatividad y el ejercicio responsable de la libertad de pensamiento. Fruto de aquello fue el desarrollo de proyectos y productos innovadores. Y también que aquel departamento fue desmantelado, todos los integrantes disgregados hacia otras direcciones. Los nuevos integrantes siguen el formalismo de las relaciones impuestas desde arriba y, como consecuencia, la actividad es muy baja e incapaz de continuar con los planes entoncces trazados..

    Nuestras relaciones personales fueron magníficas, hasta el punto de que hoy en día seguimos manteniendo encuentros periódicos fuera de la empresa, muchas de las veces con toda la familia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s